La Coctelera

BLOG DE LOS FALANGISTAS DE LA SIERRA NOROESTE DE MADRID

LA ALTERNATIVA FALANGISTA EN NUESTROS PUEBLOS

13 Febrero 2010

CRÓNICA DE LA TERCERA MESA DE DEBATE DEL CENS. MILITANCIA POLÍTICA Y MOVIMIENTOS SOCIALES. MUY POSITIVO INTERCAMBIO DE IDEAS.

(De izquierda a derecha, los Ponentes:  Julián Villaverde (Gallos de Marzo), Miguel Valenciano (SEU), Javier Marcos (NPE), Nacho Toledano, Sergio Reguilón (La Falange), Carlos Batres (Presidente de la Hermandad), Goyo Masa (serrano), Eduardo García (Gallos de Marzo) y José Ignacio Cabanas (Poesía que Promete).

En la tarde de hoy, ha tenido lugar la interesantísima Tercera Mesa de Debate del CENS, convocada bajo el título de MILITANCIA POLÍTICA Y MOVIMIENTOS SOCIALES. Alrededor de la Mesa, se ha sentado una selección de Ponentes que ha desarrollado el tema propuesto... ¿es suficiente la estructura de un partido político para desarrollar actuaciones nacionalsindicalistas? ¿la militancia tradicional puede cubrir todas las expectativas de actividad? ¿son las asociaciones la posibilidad de actuar políticamente en el futuro? Un asunto de permanente actualidad dentro de nuestra opción política. Tras unas palabras de bienvenida del Presidente de la Hermandad CARLOS BATRES, comenzó el coloquio.

Comenzó desarrollando su postura JOSÉ IGNACIO CABANAS, de la asociación POESÍA QUE PROMETE. Se mostró firme partidario de la vía asociativa y muy crítico con la marcha actual de los partidos políticos nacionalsindicalistas. La acción política alejada de los partidos no sólo es un factor posible, sino deseable. Esta acción política alejada de los partidos, viene a entroncar directamente con nuestro modelo de organización social: Familia, Municipio y Sindicato. Cabanas cree que la fórmula partidista elegida por nuestros Fundadores no fue más que una exigencia de las circunstancias sociales y políticas de la época. El nacionalsindicalismo es mucho más amplio que un simple partido político. Es un movimiento, pero no un partido encorsetado en viejas formas. Los partidos políticos forman parte fundamental del sistema político actual y -por esta misma razón, están infectados por sus propios defectos. Lo que POESÍA QUE PROMETE propugna es la acción directa sobre la sociedad. Naturalidad frente a artificialidad de los partidos. Acciones prácticas basadas en la Caridad como principio de Justicia Social. Estudio y Acción y, en definitiva, un catolicismo militante y comprometido con la causa revolucionaria.

Le siguió en el uso de la palabra EDUARDO GARCÍA de los GALLOS DE MARZO. Comenzó diciendo que el problema no gira tanto en torno al dilema de militancia o movimientos sociales. El problema está en determinar claramente por qué militamos y en dónde militamos. Los partidos nacionalsindicalistas actuales no han sabido dar respuesta a estas preguntas esenciales. De la respuesta a estas dos cuestiones vendría derivado todo lo demás: una adecuación de la doctrina al Siglo XXI, una apuesta decidida por una formación de corte constitucionalista, una constante explicación de lo que somos -que ha debido seguir a la ya tediosa de lo que no somos- una renovación del lenguaje, entre otras muchas cosas. Ahora mismo no existen partidos políticos que cumplan con estas básicas premisas y, por esta razón, no e sposible militar en ninguno. Se mostró partidario del fomento del asociacionismo, como medio eficaz de llevar la acción política a la sociedad.

Por su parte, GREGORIO MASA -falangista de la Sierra Noroeste de Madrid- analizó las diversas acepciones gramaticales y semánticas de la palabra "militante", explicando sus distintas significaciones y alcances. Dijo sentirse más identificado con aquella que define al militante como al defensor o seguidor de cierta ideología. De esta forma, resultaría fundamental al concepto la defensa de nuestra doctrina -núcleo central de ser nacionalsindicalista- por encima de las distintas organizaciones. Se es falangista porque se sigue la doctrina, no porque se pertenezca a determinado partido o asociación de este carácter. Por tanto, ambas vías -la partidaria y la asociativa- no sólo no se estorban, sino que se complementan. La acción social es perfectamente compatible con la militancia en un partido político. Se trata de una cosa dentro de la otra. Los partidos políticos nacionalsindicalistas han fracasado, y se hace necesario ensanchar sus campos de actuación, al tiempo que analizamos las causas de este fracaso y somos capaces de obtener conclusiones.

(De derecha a izquierda, Gregorio Masa, Carlos Batres, Nacho Toledano, Javier Marcos y Miguel Valenciano).

Le siguió en el uso de la palabra JAVIER MARCOS, del NUDO PATRIOTA ESPAÑOL (NPE) y Administrador del Portal "PATRIOTAS.ES". Comenzó explicando la génesis y nacimiento del proyecto NPE que nace -precisamente- de la desilusión que los partidos han producido en mucha gente de nuestro área. Analizó el desarrollo típico de un grupo o formación nacionalsindicalista: gran actividad del militante durante un período de tiempo, cansancio posterior, rencillas y discusiones ideológicas y personales o la salida del grupo y la creación de uno nuevo. El NPE sigue apostando por ese concepto polémico denominado unidad de los patriotas. Para alacanzarla, se apuesta por una PLATAFORMA en donde tengan cabida todas las formaciones del área: partidos políticos o asociaciones. Todos juntos dentro de esta estructura abierta. Además, entiende que la vía asociativa es muy útil para abrirnos espacios políticos o sociales hoy cerrados. La asociación llega a donde no llega el partido. Entiende que la crisis económica y social nos abre posibilidades de actuación insospechadas que hay que saber utilizar. Tenemos una ideología vigente que debemos hacer llegar a estos nuevos descontentos. Frente a esto, los partidos no tienen -hoy por hoy- agilidad para dar una respuesta clara a la crisis. Tenemos la ideología como núcleo central de nuestras actuaciones políticas. La forma mediante la cual trabajemos en su desarrollo será siempre un problema meramente circunstancial. La confusa situación política y económica actual nos haría vislumbrar oportunidades de crecimiento, siempre y cuando consigamos esta adecuación de nuestra oferta política a las verdaderas necesidades sociales.

Continuó el turno de debate SERGIO REGUILÓN, militante de LA FALANGE (FE). Comenzó manifestando que la condición de ser falangista está por encima de cualquier forma organizativa y de toda sigla. Ello no debe ser excusa para dispersar nuestros esfuerzos, sino para integrarlos. La situación es de emergencia total. El nacionalsindicalismo se encuentra bajo mínimos, y es necesario más que nunca trabajar por nuestra causa. Para ello, el vehículo adecuado es un partido político. El instrumento de la Revolución es un partido fuerte, que nos fuera integrando a todos por encima de sensibilidades y tendencias. Podríamos discutirlo todo, pero juntos. La desunión falangista es un suicidio político. Repasó el ejemplo de nuestros mejores. Nuestra historia y tradición como formación política. Muchas veces -continuó- nos hemos fijado en detalles anecdóticos tales como la uniformidad o los actos conmemorativos. Entiende que son perfectamente compatibles nuestras tradiciones y conmemoraciones internas con la posibilidad de desarrollar temas actuales dentro de la sociedad. Los partidos se nutren de gente de la calle, y obedecen a problemas de la calle. Propugna la celebración de un gran Congreso Nacional Sindicalista, en donde podamos debatir todas estas cuestiones al objeto de articular una Falange unida en sus ditintas tendencias y familias.

MIGUEL VALENCIANO -Jefe Nacional del SEU- resaltó la necesidad de que existan Mesas como la del CENS, en la que los falangistas de distintas procedencias puedan sentarse, conocerse y debatir sobre los problemas que nos afectan. Urge la búsqueda de instrumentos unitarios, ya que él sigue creyendo en la unidad falangista como objetivo de primer orden. La situación es crítica, y hace falta una sola organización fuerte que multiplique la fortaleza de nuestra opción política. Un partido no es más que una forma de lucha. Un instrumento revolucionario. Lo importante es el conjunto de ideas que configuran nuestra doctrina, y que deberían servir para unirnos y no para separarnos. Está convencido de que FE-JONS antes de la Guerra quiso enfrentarse al Sistema desde dentro, y que los acontecimientos de 1.936 se lo impidieron. Debemos hacer lo mismos. Constituir un partido nos hace trabajar políticamente dentro del Sistema, al objeto de transformarlo desde dentro. Tenemos todo en contra: crisis de afiliaciones, auge de movimientos contrarios, valores imperantes y medios de comunicación. Sólo un partido nacionalsindicalista fuerte y unido podrá tener posibilidades de enfrentarse con éxito a estos grandes adversarios.

(Vista General de la Mesa de izquierda a derecha: Julián Villaverde, Sergio Reguilón, Miguel Valenciano, Javier Marcos, Nacho Toledano, Carlos Batres, Gregorio Masa, Eduardo García y José Ignacio Cabanas).

Terminó la primera ronda de intervenciones JULIÁN VILLAVERDE de GALLOS DE MARZO. Se mostró radicalmente contrario a entender la militancia en la forma en la que es entendida por las distintas organizaciones falangistas. LOS GALLOS nacieron con vocación de militancia en la Idea, y no en las organizaciones, y porque era preciso estructurar alguna clase de organización entre las organizaciones, como medio de debate y estudio de distintos asuntos de actualidad que no son correctamente desarrollados por los partidos políticos. El nacionalsindicalismo adolece de una falta de respuesta ante la pregunta de... ¿dónde vamos? Ningún partido de los actualmente existentes puede dar respuesta a esa pregunta. Es necesario ponernos de acuerdo en algunos puntos esenciales y avanzar a partir de esos puntos comunes. Hablar el mismo lenguaje es la clave de la unidad falangista. Hasta que esto no se consiga, él no puede militar en ninguna organización, ya que no se siente identificado con los objetivos difusos y métodos erróneos de nuestras formaciones. Propone cuatro asuntos comunes sobre los que podríamos ponernos de acuerdo: nuestra concepción del Hombre y de la Libertad, la Patria entendida como proyecto común, la Justicia Social y -como colofón de las otras tres- la Revolución.

Comenzada la segunda ronda de intervenciones, JOSÉ IGNACIO CABANAS incidió en la defensa de la acción social como posibilidad de actuación nacionalsindicalista. Detalló la organización -por parte de POESÍA QUE PROMETE- de acciones concretas de contendio social. Operación Kilo, Entrega de Alimentos o Cotolengo. Los falangistas en la Calle con los más desfavorecidos y -muchas veces- atrayendo con su ejemplo a personas ajenas a nuestros ámbitos políticos. La Caridad como principio de Justicia Social. EDUARDO GARCÍA resaltó la necesidad de una transformación total en la forma de la actuación política nacionalsindicalista: debe cambiar todo para que todo cambie (en contraposición al dicho lampedusiano). Renovar el lenguaje y las formas internas y externas, ya que los actuales no sirven para lanzar nuestro mensaje con un mínimo de garantías de éxito. GOYO MASA estima que es posible la colaboración entre falangistas de distintas organizaciones y procedencias, y que el marco adecuado para esta colaboración es el del Municipio, donde los camaradas se pueden conocer de forma más directa y dónde se puede trabajar mejor en aras de objetivos políticos concretos. JAVIER MARCOS aclaró que no bastaba con una mera plataforma de partidos y organizaciones, ya que esta eventual Plataforma debería asimismo de renovar sus formas de expresión política. Incidió en la necesidad de crear asociaciones, como instrumento de proximidad con las verdaderas inquietudes sociales de los españoles. SERGIO REGUILÓN insistió en la vía partidaria como solución política. Es posible hacer política social y próxima desde el partido. Se tiene una falsa idea de la organización, basada en el uso constante de la camisa azul y en formas anticuadas. Eso no es cierto. Se elaboran documentos actuales y se hace política directa en la medida de nuestras posibilidades. MIGUEL VALENCIANO desarrolló su posición respecto a trabajar políticamente contra el Sistema desde dentro del Sistema. Nuestro último objetivo es su transformación radical a través de la vía revolucionaria, si bien existen muchos pasos previos necesarios a ese fin. En concerto, habló de la necesidad de consolidar fuertemente nuestra opción política como objetivo a medio plazo. Recomponer la situación y salir de la crisis en la que se encuentra el nacionalsindicalismo. Desde una perspectiva universitaria, reconoció los muchos campos en los que se puede actuar de una forma directa y próxima. Así se está haciendo, rechazando también la falsa idea de organizaciones caracterizadas por el uso de un uniforme y de unas formas caducas. Por último, JULIÁN VILLAVERDE insistió en el rechazo absoluto hacia las formas caducas de hacer política, y en la absoluta imposibilidad de trasladar nuestro mensaje a la sociedad con las actuales estructuras partidarias. Sólo una absoluta transformación podrá detener la crisis del nacionalsindicalismo.

Terminada la segunda ronda de intervenciones, el público asistente pudo realizar sus distintas cuestiones y preguntas, hablando sobre cosas tales como las asociaciones culturales y vecinales y sus posibilidades (se analizó el caso de Palencia en FE-JONS y la Sierra de Madrid como ejemplos de posibles vías de actuación dentro de nuestras poisibilidades mínimas), actuaciones alternativas en diversos asuntos sociales, unidad falangista como objetivo y otros temas relacionados con lo hablado.

Una interesantísima Mesa de Debate más desarrollada por el CENS en su esfuerzo de debatir sobre temas de actualidad candente dentro del nacionalsindicalismo.

servido por falangesierrayavila 3 comentarios compártelo

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Eduardo Castillo

Eduardo Castillo dijo

Gracias por tu comentario sobre mis fotos tan malillas. Tú sí que tienes buen gusto.

14 Febrero 2010 | 12:28 PM

uno que quiere saber

uno que quiere saber dijo

Que opiniais del acuerdo de DN y la falange de Andrino. ¿Podría ser una cortapisa a la unidad falangista pactar con los neonazis?

22 Febrero 2010 | 02:53 PM

FALANGISTA SERRANO

FALANGISTA SERRANO dijo

UNO:

Que nosotros sepamos -y sabemos muy poco- no hay ningún acuerdo entre LF y DN. LLamar "neonazi" a DN no deja de ser gracioso. Entre otras cosas porque no lo es. A mi juicio, la noticia es una intoxicación nacida en La Espiral. Una de tantas.

22 Febrero 2010 | 03:13 PM

Los comentarios están cerrados


Sobre mí

Avatar de falangesierrayavila

BLOG DE LOS FALANGISTAS DE LA SIERRA NOROESTE DE MADRID

ver perfil »
contacto »
Este Blog se redacta y edita de forma colectiva por la Mesa Editorial de los falangistas de la Sierra Noroeste de Madrid, y no es el portavoz oficial de ninguna de las formaciones nacionalsindicalistas existentes. Una opinión política libre e independiente desde nuestra perspectiva roja y negra.
contador de visitas

Fotos

falangesierrayavila todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera